sábado, 12 de septiembre de 2009

LOS PUENTES SON PARA UNIR PUEBLOS, NO PARA DIVIDIRLOS



Este es un chiste publicado por estos días en el diario Página12 de Buenos Aires y sus autores son dos excelentes exponentes del humor gráfico como Rudy y Paz, quienes en un sólo cuadrito suelen resumir con humor un aspecto de la realidad.
En este que publicamos dan otra vez en el blanco, caracterizando a los miembros de la Asamblea Asesina de Gualeguaychú como lo que verdaderamente son: autoritarios, enfermos militantes del odio y la división, fanáticos y, por sobre todas las cosas, representantes de un egoismo y una cobardía supremas. Hace ya casi tres años que estos delincuentes cortan de forma permanente un puente internacional en base a MENTIRAS. Su crimen es dividir a dos pueblos con la fuerza de una patota mesiánica. Y quien disiente (sobre todo en Gualeguaychú) es atacado. La única fuerza que les queda después de tanto tiempo es sostener el FRACASO de la mentira, para que la JUSTICIA no les caiga como debiera.
Cuánto daño le han hecho a la economía de la región?
Cuánto han perjudicado a empresas importadoras y exportadoras?
A cuántas familias y amigos han dañado con su patoterismo antidemocrático que divide dos pueblos vecinos?
Cuáles fueron los medios de comunicación que diseminaron la mentira y sostuvieron a estos criminales? (El Día de Gualeguaychú entre otros)
Quiénes son los verdaderos culpables políticos que les han llenado la cabeza de mentiras para esconder su propio fracaso? Y quienes también han financiado esta acción anticonstitucional? (Jorge Busti and company)
Esperemos que corte de La Haya, aunque sea, ponga las cosas en su lugar y condene este corte CRIMINAL del puente Libertador General San Martín, porque los puentes son sobre todas las cosas para unir PUEBLOS, no para dividirlos.
Como no somos ingenuos, sabemos que si ese tribunal internacional condena el corte de ruta y desvela la mentira de la contaminación, estos delincuentes se cagarán en él, como se han cagado en todas las leyes de la región en todo este tiempo. Las bestias criminales de la Asamblea Asesina de Gualeguaychú nos llenarán otra vez de verguenza, bronca y odio.

2 comentarios:

Guillermo dijo...

El poder del mal es la mentira. El poder de la fe, el poder de Dios, es la verdad.
La verdad es que un grupo de resentidos, muchos de los cuales son forasteros, coparon Gualeguaychú y, contando con la complicidad de la prensa local y la debilidad de nuestras instituciones, nos han acallado, escrachado y amenazado bajo pena de "hacernos boleta" si nos expresamos en los medios extra gualeguaychenses (Los medios locales nos silencian).
Los cortarrutas, tienen muchas víctimas en su haber: Viajeros humillados. Menores utilizados (violando el principio de que los chicos no deben ser utilizados en reivindicaciones de los mayores); Empresas que quebraron y empleados que perdieron sus puestos. Y llegaron al delito supremo: ocasionaron la muerte de un moticiclista que, en la niebla, se estrelló contra la barrera con que han cortado la ruta internacional.
Ellos han saturado Gualeguaychú con su último lema: "Haya justicia" Yo estoy seguro que tendrán JUSTICIA, la que viene de lo Alto, porque la sangre de la víctima fatal y el dolor de los sometidos a su prepotencia, claman al Cielo desde este reducto de fanatismo en que los gualeguaychenses estamos atrapados. ¡Tendrán Justicia!

Puentes Libres dijo...

Así es, y son ustedes los gualeguaychenses de bien quienes tienen que HACER JUSTICIA con estos delincuentes!! De ustedes depende.

Hasta siempre compañero, SIEMPRE TE RECORDAREMOS!!!

Néstor pide Juicio a las Juntas (1983)

CONTADOR DE VISITAS